miércoles, 30 de marzo de 2011

Por qué me gusta el fútbol (capítulo segundo)

Cualquiera que haya venido a mi casa habrá visto que en ella hay una gran cantidad de libros (de los que he leído muchos menos de los que me gustaría). Algunos son grandes obras que todo el mundo debería leer, otros no son tan buenos e incluso tengo alguno que cada vez que los veo me hacen preguntarme cómo es que no los he quemado todavía. Uno de los libros al que tengo más cariño es uno que me regalaron hace muchos años, que habla sobre equipos legendarios en la historia del fútbol. Hoy quiero compartir con vosotros mi historia favorita de ese libro: la historia del Nottingham Forest.

La historia comienza en 1975 cuando llega al equipo un entrenador llamado Brian Clough, que un tiempo después estaría acompañado de Peter Taylor en labores de segundo entrenador. Brian era un mánager muy arrogante y prepotente que protagonizó numerosos escándalos con la prensa, más o menos como hace Mourinho en estos tiempos (de hecho siempre pensé que el portugués era una versión actual de Clough). Sin embargo su trayectoria como entrenador era muy buena, avalada por haber levantado al Derby County de la Segunda División hasta ser campeón de liga; y manchada por su corta estancia en el Leeds United, mejor equipo inglés de la época y tradicionalmente entrenado por su gran rival Don Revie. Existe una película que narra muy bien ambos períodos llamada The Damned United, os la recomiendo.

A diferencia de lo que ocurría en el Leeds, en Nottingham Clough tenía total libertad para construir el equipo como más le gustara, y empezó fichando a varios de sus jugadores favoritos que lo habían acompañado en los equipos anteriores. Cuando Taylor llegó para dirigir el equipo junto a él, de una forma similar a lo que consiguieron con el Derby County, ascendieron a primera división en 1977. Empezaron entonces a fichar jugadores desconocidos, a los que convirtieron en campeones. En el primer año en la máxima categoría dieron la sorpresa y se convirtieron en campeones de liga, permitiéndole participar en la temporada siguiente en la Copa de Europa por primera vez en su historia, junto a los mejores equipos del continente. En los dos años siguientes, manteniendo al mismo bloque de jugadores consiguieron ganar dos Copas de Europa, alzándose así como dominadores del fútbol mundial a pesar de ser un equipo pequeño y no haber realizado grandes fichajes de renombre. Por desgracia, y precisamente por tratarse de un equipo pequeño, le fue imposible mantener ese nivel de resultados en los siguientes años. A pesar de ello, Brian Clough siguió formando grandes jugadores (como Stuart Pearce, Roy Keane o Ian Wright) ganaría otro título y se mantuvo al frente del equipo hasta la temporada 1992-1993, mucho más tiempo del que cualquier entrenador aguantó entrenando al mismo equipo, y es considerado un héroe local.

El Nottingham Forest es por su historia uno de mis equipos favoritos. Y siempre ha sido un ejemplo a seguir, mostrando que si se camina con decisión, confianza y haciendo las cosas bien se podrá superar cualquier obstáculo que aparezca, sin importar lo alto que sea. Un saludo para todos los lectores y futboleros.




Por qué me gusta el fútbol (capítulo primero)

viernes, 25 de marzo de 2011

Rocksmith

¿Qué opinión os merecen los Guitar Hero? En su día fueron muy novedosos, y a día de hoy todavía son populares. Yo creo que son muy entretenidos (sobre todo para jugar en reuniones de amigos) y tienen una buena selección de canciones. De hecho me sorprendí bastante cuando leí que no tenían pensado sacar más. Sin embargo nunca conseguí comprender cómo hay gente que "entrena" para intentar mejorar más y más y llegar a los niveles de dificultad más altos:





Realmente en todo el tiempo que se han pasado a jugar a esos juegos podrían haber empezado a aprender a tocar una guitarra de verdad, y seguro que muchos ya podrían tocar varios temas sencillos. Ya sé lo que me vais a decir: "Claro, pues ponte tú a sacarte el título de entrenador de fútbol en vez de pasar el tiempo jugando al Fifa", "Apúntate a cualquier circuito local de rallies en vez de jugar a cualquier Gran Turismo", "Compite en campeonatos de lucha en vez de jugar al Tekken", "Empieza a entrenar gallos de pelea en vez de jugar al Pokemon", "Hazte con un par de armas, empieza a robar coches haz misiones para mafias en vez de jugar a los Grand Theft Auto"... (podría seguir forzando el tema, pero lo siguiente que se me ocurrió era con el Silent Bomber). y aunque aprender a tocar la guitarra es legal, no pone en peligro la integridad física de nadie y no necesita un patrocinador que aporte mucho dinero para hacerlo, lo cierto es que tendríais razón. Los videojuegos no pretenden sustituir experiencias de la vida real, simplemente proporcionar otras experiencias diferentes.


Lo que nadie podrá negar es que, de la misma forma que los simuladores de baile modernos ofrecen una experiencia mucho más realista, trabajada y molona en general que la que conseguían los Bust a Groove, los simuladores de guitarra lograrían un efecto similar si utilizaran guitarras de verdad, o al menos algo más cercano que los periféricos de los Guitar Hero y similares. Pues bien queridos amantes de la música y los videojuegos, ese día ha llegado porque ha nacido Rocksmith:


¿Le veis futuro a este nuevo concepto o creéis que le costará más ganar fans que a los juegos actuales por ser más difícil de jugar? Un saludo a todos los lectores.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Artes Letales: Aikido

Como ya sabéis me gustan mucho los documentales sobre artes marciales. Veo casi todos los que encuentro. Este fin de semana encontré uno de Aikido que pertenece a la serie Artes Letales de National Geographic. Narra el viaje que una artista marcial realiza a Japón para mejorar su técnica y familiarizarse con la cultura. Me ha gustado mucho ver a algunos de los maestros más importantes del mundo, con sus opiniones, forma de trabajo y en general cómo se muestra todo el mundillo del arte marcial, con su evolución desde que fue creado por Morihei Ueshiba en la primera mitad del siglo pasado. Os recomiendo echarle un vistazo porque seguro que os gustará. Un saludo a todos los lectores.







jueves, 17 de marzo de 2011

Zangief

No, no voy a hablaros del mítico personaje de Street Fighter. Zangief también es el mote que se le puso en Internet a un adolescente australiano llamado Casey Heynes. Casey llevaba desde que entró en el instituto sufriendo acoso escolar por parte de sus compañeros (lo que ahora se llama bullying) hasta que un día no pudo más y se defendió tal y como muestra el siguiente vídeo, muy oportunamente grabado (os advierto que es un vídeo que puede resultar un poco violento).



El final de la historia es que han decidido sancionar a Casey y no al niño que lo lleva acosando y molestando durante tanto tiempo. En mi lector RSS he visto esta noticia posteada en diferentes sitios, y en casi todos salía gente defendiéndolo y diciendo que la decisión que han tomado es una gran injusticia, incluso se le ha creado un grupo de apoyo en Facebook. La reflexión que quiero dejar es que no estoy de acuerdo con eso. El acoso escolar está muy mal, puede hacer mucho daño a los alumnos que lo sufren y se debe hacer todo lo posible para detenerlo. Casey hizo muy bien defendiéndose, pero lo hizo de forma completamente desproporcionada, con ese movimiento pudo haber causado lesiones permanentes graves, y eso tampoco se puede permitir. El saber hasta dónde puede llegar uno a la hora de defenderse es tan importante como saber defenderse. De otra forma lo único que se tendrá es la misma actitud con la que se empiezan las guerras. Un saludo para todos los lectores.

Fuente de la noticia

martes, 8 de marzo de 2011

Música acústica

Los que me conocen ya saben que las versiones acústicas son una de mis debilidades musicalmente hablando.  Hoy actualizo para dejar por aquí algunas de mis favoritas, que seguro todos conocéis. Si alguien quiere hacer alguna recomendación que pueda añadir a mi lista acústica lo agradeceré. Un saludo para todos los lectores y espero que os gusten.






























martes, 1 de marzo de 2011

Habrá que ir un poco más despacio

Hace unas semanas vi esta imagen en Visto en FB:



Es triste pero es así. Idealmente un gobierno debería tomar decisiones que contentaran a todas las personas a las que representa. Como eso es imposible, lo que debe hacer es tomar decisiones que contenten a la gran mayoría de la población, o al menos a la parte de la población que con sus votos les han permitido llegar hasta ahí. Yo he votado al gobierno actual, y al contrario que muchos otros no les echo la culpa de la crisis que ha llegado al país en los últimos años. Pero últimamente, y cada vez más, toma decisiones que tienen a la población menos contenta cada día que pasa. ¿Eres joven? Pues pensando en ti se han creado leyes antibotellón. ¿Eres una persona más adulta a la que ya no le preocupan esas cosas? Para ti se ha retrasado la edad de jubilación. ¿Que ya te has jubilado? Pues también hay para ti, porque se han bajado las pensiones. A los fumadores les han puesto una ley que restringe mucho más los lugares donde pueden fumar, y condenan a un porcentaje importante de la hostelería (que es bastante importante en nuestra economía). Los internautas tenemos la Ley Sinde, que finalmente ha sido aprobada. Y mejor ni hablar de lo que te pasará si eres un controlador aéreo... No quiero entrar en lo acertadas o equivocadas que son esas medidas (que no me parecen tan equivocadas como puede parecer leyendo esta entrada), lo que quiero decir es que se me hace muy difícil imaginar a alguien que esté contento con todas ellas. O eres un miembro de la SGAE que estaba esperando a ver si cierra el Opencor de la esquina para montar una tienda de estufas a gas para terrazas de bar, o alguna de ellas hace (o hará) que tu vida sea un poco peor.



Hoy toca hablar de la última de esas medidas, que le ha tocado de pleno a otro colectivo bastante importante en este país: los conductores. Por si no era suficiente con lo que le ha pasado al precio de la gasolina últimamente, ahora va a tocar levantar un poco el pie del acelerador en autopistas y autovías, porque se ha reducido la velocidad máxima de 120 a 110. Afortunadamente no es una medida que vaya a dejar familias en la calle, pero es una medida que no consigo encontrarle sentido por mucho que lo intento. 

Dicen que es una medida para ahorrar un 15% de gasolina y un 11% de gasóleo. Esas cifras me parecían infladas así que busqué un poco y encontré un informe de la Agencia Internacional de Energía llamado "Ahorrar Petróleo con Prisas" (lo saqué de aquí). A partir de la página 96 del mismo se estudia el impacto de la bajada de velocidad máxima en autopistas y autovías, estimando que se ahorraría alrededor de un 2,9% en bajadas de 20km/h, y la medida que se ha impuesto aquí es solamente de 10 km/h. ¿Por qué lo hacen entonces? Distraer la atención pública es lo único que se me ocurre, pero ya son tantas estas distracciones que entre todas se están convirtiendo en un problema serio que les hará perder muchos votos.


Lo que yo creo es que la velocidad máxima debería ampliarse en vez de reducirse. Esa norma de los 120 km/h se puso en el año 1973. Las autopistas y autovías eran peores, y sobre todo los coches eran peores. Lo más normal es que a un 600 típico de esa época no pudiera ni siquiera alcanzar esos 120 km/h, a parte de que si se sometieran a los exámenes de seguridad que se les hace a los coches actuales sacarían una nota muy deficiente. Hoy en día las cosas han cambiado mucho y se podría poner un límite de 150 km/h ¿Que algunos tramos de las autovías pueden ser peligrosos a esa velocidad? Pues que se pongan a la velocidad adecuada para que sean seguros, igual que hasta ahora he visto tramos que tenían de máximo 100 km/h por ejemplo. Con precedentes como la Autobahn alemana, que no tiene límite de velocidad y su índice de accidentes es muy bajo, no creo que hubiera problema, porque son en otros puntos de las carreteras españolas donde ocurre gran parte de los accidentes de este país. Por desgracia el gobierno ha hecho exactamente lo contrario. Mi único consuelo es que en vez de cambiar las señales han puesto una especie de adhesivo magnético, y eso se puede estar hecho con vistas a volver al límite de 120km/h dentro de poco tiempo. Un saludo a todos los lectores.