lunes, 22 de octubre de 2007

Cuando la nacionalidad es una virtud



Esa salida es lo mejor de Fórmula 1 que he visto en mucho tiempo. Ayer terminó el mundial y con él las ilusiones de Ron Dennis de hacer a Hamilton campeón. Hay que ver como han presionado los medios para que los españoles odiaran a Hamilton... igual que los ingleses odiaban a Alonso. Los medios influyen mucho pero la verdad es que los españoles no tuvieron que esforzarse demasiado. La escudería inglesa ha intentado apoyar todo lo posible a Hamilton porque es inglés y podría servir para promocionar la F1 en ese país igual que aquí ocurrió con Alonso cuando se seguían mucho más otros deportes de motor, ¿quién ve ahora las motos o el rally? Un campeón inglés podría dar mucho a McLaren y Lewis parecía perfecto. Llegó como un campeón en las categorías inferiores y Ron Dennis lo "apadrinó" deportivamente hablando hace ya tiempo. Pero no deja de ser un novato al que primero le corrompió todo el mundillo del éxito deportivo, y luego le pudo la presión, porque no podemos olvidar que al fin y al cabo la F1 es un juego en el que se intenta que los pilotos parezcan auténtica máquinas que no cometan ni un solo error. Mientras tanto todas las ventajas para Hamilton intentando que se convirtiera en campeón fueron desventajas para Fernando Alonso (que demostró ser un auténtico ganador en los dos campeonatos anteriores) este no hizo más que encontrarse con muchas más dificultades que el resto de pilotos de primer nivel ¿Cómo no van a odiar los españoles a esa gente?



Mientras tanto Ferrari y Kimi Räikkönen (gracias Sly) hicieron una gran carrera y cumplieron minuciosamente el plan para ganar. Cierto es que si Mclaren hubiera apoyado más a su "primer piloto" el resultado podría haber sido distinto, pero la escudería italiana hizo lo que tenía que hacer. Sinceramente me alegro de su victoria. Un saludo a todos los lectores.

domingo, 14 de octubre de 2007

Frizi-ídolos (capítulo 1)

De la misma forma que inicié la semana pasada una sección sobre mis enemigos mortales, quiero empezar en esta una sobre aquellas personas y personajes que me despiertan mayor admiración y representan un modelo para mí. Y qué mejor forma de inagurar esta sección que con toda una leyenda:


Eso es, se trata de Solid Snake. Corría el año 1999 cuando me regalaron mi vieja Playstation que usaba para jugar a juegos como Tekken 2 y Gran Turismo. Un día vi en una revista un reportaje sobre la continuación de una saga de videojuegos que no conocía, y cuya nueva entrega sería completamente revolucionaria, el Metal Gear Solid. No pude evitar hacerme con uno para probarlo, pero jamás pensé que un juego de tipo aventura de acción y con tantas secuencias pudiera engancharme tanto. La historia era imprevisible y muy bien llevada, la jugabilidad era muy intuitiva y los gráficos me gustaron mucho en su momento. Pero lo que más me gustó fueron las caracterizaciones de los personajes: Grey Fox, Ocelot, el Coronel, Otacon... todos estaban genialmente caracterizados, pero sobre todo el protagonista, Solid Snake. A este soldado de élite lo designan para misiones de infiltración. Es experto en estilos de combate con o sin armas y posee una gran inteligencia y sandre fría. Simboliza la lucha contra lo que a simple vista parece estar predestinado. Ojalá los personajes admirados por las nuevas generaciones de adolescentes pudieran inculcarles valores similares.



Un saludo a todos los lectores y me despido anunciando que hoy he añadido a un nuevo energúmeno a mi lista de enemigos mortales.

domingo, 7 de octubre de 2007

Enemigos Mortales (capítulo 1)

Me he decidido a abrir esta nueva sección en mi blog. La verdad es que para tener los años que tengo hay mucha gente en esta lista. Hoy hablaré de uno que aunque no está en el puesto más alto ha hecho méritos de sobra para estar ahí.


Eso es, Daniel Martín García es el que inagura esta sección. No puedo hacer otra cosa que reirme cada vez que le hacen una entrevista e intenta dar esa imagen de persona que con trabajo duro y a pesar de todas las dificultades del mundillo de la música y la televisión ha conseguido llegar a donde está. Para nada es así, este energúmeno procede de una familia adinerada y con influencias en el mundo televisivo que intentó por activa y por pasiva que su pequeño hijito llegara a algo en el mundillo. Ya con 14 años le dejaron presentar un programilla y luego hizo muchas otras apariciones en series como Al Salir de Clase donde nunca triunfó. Yo me sigo preguntando dónde están esos años de arte dramático que estuvo haciendo. Simplemente no sabe actuar, lo siento mucho por él pero no sirve para esto y si sigue saliendo en esa serie llamada Cuenta Atrás es por una combinación de influencias paternas y atractivo para las quinceañeras que alaban cualquier cosa que saquen en el Superpop y similares. Os dejo un anuncio de la serie para que me opinéis si realmente hace una actuación creible, a mí me parece un niño que está aprendiendo a leer mientras pone una mirada perdida...

En su "grupo musical" no lo hace mucho mejor. Resulta ser un grupo con canciones facilonas y faltas de cualquier tipo de expresividad musical. Que no os engañe la imagen que intentan dar, es un grupo enfocado a las quinceañeras pijas para las que no hace falta trabajar mucho. E incluso a veces plagiando los temas...



(gracias a Flackon por haberme enseñado ambas canciones)

Con todo eso, Dani Martín me parece una persona completamente despreciable, con aspecto de yonki y que no sabe lo que es la vida, porque todo hasta ahora le ha venido masticadito masticadito siempre ¿y por qué no? porque no entiendo para nada qué pueden ver tantas chicas de mi generación en él. Un saludo a todos los lectores y agradecimientos a la gente de "Producciones Mi Pene" por la inspiración para haber podido escribir esta entrada.