martes, 19 de abril de 2011

Psicología inversa

2 comentarios:

Nirei dijo...

JAJAJAJA

Que crío tan majo y razonable. xD

A mi de pequeño, mi padre me mandaba a buscarle a otra habitación y yo iba y volvía a decirle que no estaba.

Sweetdie dijo...

jajajaj que increible aunque he de decir que algunas situaciones adultas son casi tan obvias, solo nos falta la perspectiva
me ha encantado enserio