martes, 5 de abril de 2011

Frizi-ídolos (capítulo 3)

Esta es una de mis series favoritas del blog, y he pensado muchas veces en escribir el tercer capítulo. El problema es que no era capaz de decidirme sobre quién hacerla. Pero con las cosas que han pasado durante las últimas semanas ya no hay ninguna duda.






¿Qué os voy a contar a estas alturas que no sepáis sobre la catástrofe de Japón? Simplemente horrible. El pueblo japonés entero merecería que le dedicara esta entrada. Por la forma que han tenido de comportarse durante y después del desastre (mientras aquí en España se tarda tres meses en cambiar tres farolas por ejemplo). Pero en concreto quiero dedicar esta actualización a los japoneses que más me han sorprendido. A héroes de verdad. De los que no van con capas ni máscaras. De los que no tienen ningún súper poder. Ni siquiera son de los que se juegan la vida, porque lo que hacen ellos es dar su vida por lo que más les importa. Estoy hablando, como ya habréis adivinado, de los trabajadores de la central de Fukushima, que desde que sufrieron una catástrofe están trabajando desesperadamente en un intento por evitar una catástrofe nuclear similar a la de Chernobyl, recibiendo por ello una cantidad de radiación nuclear que acabará con sus vidas. Nadie se lo merece más que ellos. Un saludo para todos los lectores.



Frizi-ídolos (capítulo 1): Solid Snake
Frizi-ídolos (capítulo 2): Bruce Dickinson

1 comentario:

. dijo...

Lo de trabajadores de Fukishima es espeluznante. Además los tienen en unas condiciones terribles, con una sola comida al día y durmiendo poco tiempo.
Cuando acabe todo sera mejor que les den una buena jubilación mientras esperan la muerte.


Y la del pan... pues si, sabe mucho mejor robado, y mas cuando vas borracho!