miércoles, 20 de abril de 2011

Enseñanzas que nunca debo olvidar (capítulo 1)



A lo largo de tu vida habrá momentos en los que te tendrás que enfrentar a grandes retos, grandes pruebas en las que sentirás cómo la presión te golpea, o hará que te pongas nervioso y no puedas pensar ni actuar con la misma claridad que tendrías normalmente. No te preocupes, es normal. Significa que te estás jugando algo, y que te importa lo que te estás jugando. Lo que nunca debes permitir es que esa presión te haga dudar de tus conocimientos o tus habilidades, porque seguramente ellos sean los que te han permitido llegar hasta ahí. Deben ser las bases de tu éxito, confía en ellos. Y no importa qué o quién tengas delante, no te los podrán quitar.

Mi padre es una fuente inagotable de sabiduría y buenos consejos. Muchas veces pienso en que este blog sería mucho mejor si lo escribiera él. Un saludo a todos los lectores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Thank you for the work you have done into this post, this helps clear up a few questions I had.