jueves, 17 de marzo de 2011

Zangief

No, no voy a hablaros del mítico personaje de Street Fighter. Zangief también es el mote que se le puso en Internet a un adolescente australiano llamado Casey Heynes. Casey llevaba desde que entró en el instituto sufriendo acoso escolar por parte de sus compañeros (lo que ahora se llama bullying) hasta que un día no pudo más y se defendió tal y como muestra el siguiente vídeo, muy oportunamente grabado (os advierto que es un vídeo que puede resultar un poco violento).



El final de la historia es que han decidido sancionar a Casey y no al niño que lo lleva acosando y molestando durante tanto tiempo. En mi lector RSS he visto esta noticia posteada en diferentes sitios, y en casi todos salía gente defendiéndolo y diciendo que la decisión que han tomado es una gran injusticia, incluso se le ha creado un grupo de apoyo en Facebook. La reflexión que quiero dejar es que no estoy de acuerdo con eso. El acoso escolar está muy mal, puede hacer mucho daño a los alumnos que lo sufren y se debe hacer todo lo posible para detenerlo. Casey hizo muy bien defendiéndose, pero lo hizo de forma completamente desproporcionada, con ese movimiento pudo haber causado lesiones permanentes graves, y eso tampoco se puede permitir. El saber hasta dónde puede llegar uno a la hora de defenderse es tan importante como saber defenderse. De otra forma lo único que se tendrá es la misma actitud con la que se empiezan las guerras. Un saludo para todos los lectores.

Fuente de la noticia

7 comentarios:

Harapos dijo...

Completamente de acuerdo contigo, aunque las lesiones graves físicas no son lo único importante. Quizá él ya tenga lesiones permanentes psicológicas...

Iacus dijo...

Completamente en desacuerdo. No creo que estemos capacitados para determinar si la represalia fue desproporcionada o no.

No conozco la historia del chaval, pero si realmente llevaba siendo acosado tanto tiempo es una suerte que haya tenido ese momento de superación personal y haya puesto en su sitio al chaval que lo venía torturando, en vez de sumirse en la depresión y dejar que lo pisotearan, lo que podría dejarle secuelas para toda la vida, dependiendo de su edad y del grado de abuso.

El riesgo de sufrir serias lesiones es algo que el chaval pequeño decidió asumir implícitamente en el momento en que empezó a meterse con el otro, así que no es realmente un argumento de peso en contra de este Casey.

PD: Las guerras rara vez tienen motivaciones personales, no es lo mismo en absoluto.

Frizork dijo...

No tienen motivaciones personales, pero a veces empiezan por tomar represalias desproporcionadas, es lo que quería decir.

Ya dije que está bien que haya podido defenderse, pero que debería haberlo hecho de una forma menos severa, y que seguramente conseguiría el mismo resultado. Sería necesario mucho más para devolver todo el daño que seguramente se le haya hecho hasta ese momento (porque el daño psicológico que se puede hacer a esas edades es incluso mayor que el físico) pero no se trata de eso, va de que esa conducta no siga en el futuro.

Pero lo más importante que quería decir en este comentario, es que no creo que el abusón haya asumido ni ese riesgo, ni las consecuencias de sus actos ni nada de nada, y ese es precisamente el problema. Porque si fueran conscientes de lo que están haciendo, casi nadie lo haría y el abuso escolar serían unos pocos casos aislados. No hay más que hablar con esos abusones unos años después de que dejen el instituto para darse cuenta.

Chileno dijo...

Frizork:
Estoy muy en desacuerdo con vuestros comentarios. Las agresiones que sufrió Casey podrían haber causado lesiones graves, por ejemplo, perdida de visión permanente por desprendimiento de retina si un puñetazo golpea un ojo. Por este motivo era completamente justificado detener la agresión física. Se puede observar que el muchacho intentó una vía pacífica inicialmente, pero ante el fracaso de esta vía utilizó la fuerza física. Respecto a la proporción de la fuerza, no le puedes pedir a un chico que esa situación sea capaz de medir su fuerza o evaluar todas las opciones de defensa, puesto que la defensa física es instintiva si no tienes formación en artes marciales. Y ciertamente, el castigo fue desigual, puesto que ambos utilizaron fuerza para anular al oponente, o se castigan a ambos por igual, o no se castiga a ninguno. Me parece que mis argumentos son más convincentes que los vuestro. Y por cierto, esto no tiene nada que ver con las guerras, puesto que ellas tienen causas económica o ideológicas. Esta es una situación de defensa personal.

Chileno dijo...

PD: si se fijan hay un amigo del agresor que continúa insultando a Casey luego de la pelea. A pesar de que ya estaba en marcha la defensa física, Casey fue capaz de inhibir sus conductas de agresión y retirarse del lugar, lo cual muestra que sus intenciones al atacar eran sólo defenderse. Además, a favor de que Casey utilizó una fuerza más bien disuasiva que agresiva, esta el hecho que no siguió golpeando a su agresor una vez que cayó al piso.

Harapos dijo...

"Cayó al piso" es una delicada manera de decirlo...

Chileno dijo...

Quizás el chico actuó de manera tan osada por tratar de impresionar a las niñas más grandes que conversaban con Casey... en todo caso me sigue impresionando como ese chico pensó que podía pelear con alguien el doble de grande, creo que un chico de 12 años es capaz de darse cuenta del peligro que conllevaría eso... y, por otra parta, cómo Casey reprimió tanto tiempo el uso de la fuerza para defenderse.