lunes, 3 de enero de 2011

Las historias del abuelo Frizi: A chip and a chair

Hoy os voy a contar la historia de un jugador americano de póker profesional llamado Jack Strauss (1930-1988). Jack ganó dos campeonatos mundiales en 1973 y en 1982, siendo este último el que lo convirtió en una leyenda del póker.



Lo que ocurrió en ese campeonato fue que Strauss perdió todo lo que tenía. Y cuando estaba recogiendo sus cosas para marcharse encontró debajo de una servilleta una ficha de 500 dólares. Como no había dicho "all-in" pudo seguir jugando (aunque con las reglas de hoy en día no podría). Poco a poco fue recuperándose hasta que dos días después ganó el torneo.

La frase que pasó a la historia entonces "a chip and a chair" ("una ficha y una silla") ilustra que mientras haya vida hay esperanza. Y aunque no soy aficionado al póker en este caso nos ha dado a todos un buen ejemplo de que nunca debemos rendirnos, hagamos lo que hagamos. Un saludo a todos los lectores.

(información sacada de Wikipedia)

2 comentarios:

Iacus dijo...

Tal como lo has escrito parece que lo que sería impensable hoyu día es no decir "all in", en vez de seguir jugando con una ficha que "descubrió" debajo de una servilleta.

Frizork dijo...

xDDD Es cierto, voy a corregirlo. No es que sirva de excusa, pero desde el día uno estuve con una gripe bastante dura (que ya casi se me pasó por suerte) y a causa de la fiebre ya revisé la entrada varias veces por si había metido alguna gambada, lo veía más probable que en condiciones normales.