viernes, 19 de diciembre de 2008

Enemigos Mortales (capítulo 3)

Llevaba tiempo sin actualizar el blog. La verdad es que no tenía nada interesante de lo que hablar. Pero estos días he visto muchas noticias en la prensa que han hecho revivir un odio que casi tenía ya convertido en resignación. Esta entrada trata sobre Ramoncín y sus colegas, popularmente conocidos como SGAE.




La SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) es una sociedad que intenta proteger la propiedad intelectual y los derechos de autor. Cierto es que si yo me hiciera escritor, cantante o cineasta me gustaría ser yo el que ganara dinero por mi obra. El problema es que lo que ocurre es exactamente lo contrario. Ramoncín y sus amigos intentan hacerme pagar dinero por descargarme el último disco de AC/DC, pero la banda australiana no verá un duro de todos los cánones que me cobran, todo ese dinero es para Ramoncín y sus amigos. Sí, habéis leído bien: cobran un montón de cánones en concepto de derechos de autor, pero ese dinero no va para el autor sino para la sociedad que nada ha participado en las obras pirateadas. Un claro abuso.

Poniendo otro ejemplo completamente real, mi madre lleva varios años escribiendo poemas, y ha decidido publicarlos. Y me cabrea tremendamente que tenga que pagarle dinero a la SGAE por derechos de autor, siendo ella la autora que no verá nada de ese dinero; cuando no solamente . La meta más a largo plazo de la SGAE es impedir que la gente se descargue cosas por Internet, pero lo cierto es que cuando yo descargo datos de Internet lo estoy haciendo desde otros usuarios que están completamente de acuerdo en compartir esa información conmigo de la misma forma que yo estoy de acuerdo en que cualquier usuario se descargue la información que yo pongo a compartir; y eso no es delito. El que comete el delito sería en todo caso el primero que coge una obra y la introduce en la red, pero como saber quién ha sido es muy complicado nos hacen pagar dinero a todos. ¿Os imagináis a cada español cumpliendo un año de cárcel por los crímenes de ETA? Sería completamente ridículo.





Esa gente, si realmente se preocupara por los autores y editores, empezaría a pensar por qué la gente se descarga material pirateado. En el caso de la música es porque los discos son muy caros. Os presento a Nada Surf, un grupo que vende su último disco a 5 euros, y siguen ganando dinero con ello. Si todos los discos costaran solamente 5 euros, puedo deciros que tendría una enorme colección, y me compraría prácticamente cualquier disco que tuviera potencial para gustarme. Pero desgraciadamente no todos son así, y los artistas a día de hoy sacan más dinero de los conciertos que de los discos. Pero la piratería favorece los conciertos, ya que muchos de los que van a ver a un artista lo hacen tras haberlo conocido descargando su música de Internet.




Pero en vez de preocuparse por eso se preocupan únicamente de intentar sacar dinero de debajo de las piedras, les da igual de donde: DJs, bodas y hasta conciertos benéficos. ¿Cómo puede existir una sociedad así? La verdad es que no sé qué favores les pueden hacer al gobierno para estar donde están, pero si algún partido en las próximas elecciones se marca como objetivo acabar con la SGAE contará con mi voto.

Para terminar de ilustrar esta entrada podría poner cualquier vídeo hecho con Loquendo puteando a la SGAE, o cualquier cagada de Ramoncín en alguna entrevista, pero en vez de eso pondré uno que vi en Área 42 estos días y que me ha impactado mucho más. Un saludo a todos los lectores.



Enlaces a las anteriores entregas:
Enemigos mortales (capítulo 1)
Enemigos mortales (capítulo 2)