jueves, 3 de enero de 2008

Un nuevo año

Parece mentira, pero un nuevo año ha comenzado. La verdad es que estoy aliviado porque el 2007 es uno de los peores años que recuerdo y el 2008 lo tiene muy fácil para mejorarlo aunque de momento no marcha muy bien tampoco, habrá que darle tiempo o incluso poner más empeño en que las cosas mejoren...

Pero para mí lo más curioso de los cambios de año es lo rara que se comporta la gente durante los primeros días, debido al montón de promesas y objetivos que se marcan para el nuevo año y que terminan por no cumplir ni conseguir nunca. Unos son mucho más amables, incluso intentando recuperar viejas amistades que tenian abandonadas. Esos se dan por vencido bastante rápido y solo tienen que recordar la razon por la que esas viejas amistades se perdieron, son cosas que resurgen inmediatamente. Otros sin embargo están mucho más insoportables porque se han propuesto dejar de fumar. Al final comprenden que con su recién adquirido mal genio perderán cosas más importantes que lo que el tabaco les quitará. Los gimnasios se llenan de gente y los libros sobre dietas rápidas sin sufrimiento se convierten en best-sellers. Hay que ver lo que influye el inicio de una nueva vuelta en el movimiento terrestre alrededor del Sol, el mundo se vuelve un poco loco.

Pero no os preocupéis, cuando pasen un par de semanas (tres o cuatro como mucho) todo volverá a la normalidad y los verdaderos y deseados cambios en la vida de la gente llegan en muy contados casos. Mi consejo es que antes de proponeros hacer algo estudiéis bien las consecuencias que puede tener, y que si después decidís seguir adelante hacedlo con fuerza de voluntad y en serio. Un saludo a todos los lectores y os dejo con el famoso vídeo de la crema solar, que deberíais ver antes de hacer cualquier promesa o propósito para este nuevo año. Feliz año a todos.