domingo, 2 de noviembre de 2008

Las mujeres y el deporte

Es cierto que en las últimas semanas (más bien en los dos últimos meses) he tenido esto un poco abandonado. Ha sido por dos razones: la primera es que he estado bastante ocupado últimamente, y la segunda es que le dije a Frondoso que mi siguiente entrada sería sobre El Caballero Oscuro y a pesar de que me estaba costando mucho escribir esa entrada quería cumplir mi palabra. Al final la he cumplido y, aunque no ha quedado tan bien como sonaba en mi cabeza, estoy bastante contento con el resultado final.

Así que como llevaba mucho tiempo sin actualizar mi blog, hoy os dejo dos entradas a falta de una: la anterior a esta que es esa crítica que tanto se ha hecho esperar, y esta, que reciclando un post bastante largo y currado que escribí para Área 42 (que hace poco cumplió un año) espera generar un debate muy interesante sobre un tema bastante polémico. Espero que con este escrito no cambie la buena imagen que todo el mundo tiene de mí (o sí la cambie si vuestra imagen es mala) Y espero volver a actualizar más a menudo.





¿Están las mujeres discriminadas en el deporte? Antes de nada quiero dejar claro que yo creo en la igualdad absoluta entre hombres y mujeres, deben ser iguales para las cosas buenas y para las cosas malas (normalmente cuando digo eso viene una mujer y me dice "reclamamos igualdad desde la diferencia" y la conversacion se termina porque para mí esa frase significa que quieren una igualdad contaminada y parcial) Quiero decir que el sexo de una persona es solamente una característica más de esa persona: como la raza, la nacionalidad, la altura, el peso o la belleza. Creo además que cada característica que cada uno posee trae consigo ciertos beneficios y ciertas limitaciones (yo soy bajito y por culpa de ello no llegaré nunca a ser un pívot estrella de la NBA) Cada persona es diferente a las demás porque tiene características diferentes, que marcan ventajas diferentes y limitaciones diferentes. Pero eso ocurre con todas las características y no solamente con el sexo, que es una más del saco.



Aclarada esta nomenclatura hablaré por ejemplo de... la prueba de atletismo de los 100 metros lisos. Hay dos categorías: masculina y femenina. Desde que tengo uso de razón y hasta el día de hoy, las marcas de la categoría masculina son bastante superiores. Dicho de otra forma, la característica ser hombre da facilidades a la hora de ser mejor en esa disciplina en general. La otra categoría suele tener menos publicidad mediática, algo que yo veo perfectamente lógico porque las participantes son peores al no ser capaces de conseguir tiempos tan buenos. Estoy seguro de que si una mujer consiguiera la misma marca del señor Bolt, recibiría la misma publicidad que la que recibió el campeón olímpico (más bien recibiría más publicidad, solamente por ser mujer...) Pero dejando a un lado la publicidad lo cierto es que la medalla de oro olímpica suma lo mismo en el medallero, sea masculina o femenina a pesar de que hasta ahora ha sido la masculina la que ha determinado quien es el ser humano más rápido de la tierra, con todas y cada una de las características que un ser humano puede ser; y de que ha habido muchos hombres sin medalla con mejores marcas que mujeres que sí tienen medalla. La existencia de la categoría femenina femenina está completamente aceptada por la sociedad pero ¿es realmente justo que exista? Yo creo que no, porque ser varón no es la única característica de los seres humanos que da facilidades para esta prueba. Yo mismo tengo unas piernas bastante cortas que limitan mucho mi zancada en carrera. Me atrevería sin duda a decir que eso limita incluso más que el hecho de ser mujer a la hora de competir en esa prueba. Así que resulta que no existe una categoría para seres humanos con piernas cortas, ni una para seres humanos con problemas para el desarrollo muscular, ni para muchas otras características que limitan el rendimiento en la prueba; pero sí que la hay para los seres humanos hembra ¿Se puede decir entonces que las mujeres estan marginadas en este deporte? En vez de hacerlas competir como uno mas, les hacen una prueba exclusiva para ellas, que tiene el mismo valor que la prueba "absoluta" en las Olimpiadas. Van muchas más mujeres a las Olimpiadas de las que irían si solamente hubiera una única prueba, mientras los paticortos y demás gente limitada para esa prueba seguramente tenga que ver las Olimpiadas desde casa. No sé cómo llamáis vosotros a eso, pero yo desde luego que no lo llamo marginación...



Lo que he dicho sobre los 100 metros lisos se puede aplicar más o menos a cualquier deporte. En fútbol se me hace difícil imaginar a una delantera mujer aguantando el marcaje agresivo de Materazzi, a una defensa defendiendo a un delantero rápido y habilidoso como Fernando Torres o a cualquier jugadora tirando una falta con más potencia de la que tenía Roberto Carlos en sus mejores tiempos (por poner unos pocos ejemplos) En baloncesto el nivel tampoco es el mismo, y tampoco en muchos otros deportes (de los que admito no tengo tanta idea como de fútbol) y sin embargo siempre (o casi siempre) gozan de una categoría femenina a todos los niveles de competición, mientras que los que tienen otras características limitadoras no gozan de tales privilegios. Sí, privilegios, porque si hubiera un mundial de baloncesto para bajitos, muchos bajitos podrían ser deportistas de élite, pero al no haberlo solamente los que son auténticos fuera de serie como Mugsy Bogues, que consiguen alcanzar el mismo nivel que los que no tienen su limitación, consiguen llegar a ser élite en su deporte. Espero que tras decir todo esto me entendáis un poco mejor cuando digo que la marginación de las mujeres en el deporte es una leyenda urbana.

6 comentarios:

Flackon dijo...

El ser humano más rápido de la tierra de entre los que compiten en las olimpiadas, querrás decir.

Ahora, comentando el tema. El sexo no es "una característica más" del saco, como puede ser tener las piernas cortas. El sexo de hecho conlleva todo un conjunto de diferencias anatómicas, hormonales y físicas. A las mujeres les cuesta muchísimo más hacer una dominada que a los hombres, por ejemplo, debido a su anatomía (no sé exactamente que factores influyen pero ese parece ser el caso) así que no me extrañaría que se diesen ejemplos parecidos en ejercicios de atletismo. Esto va también en la otra dirección. Imagino que a un hombre le costará muchísimo más ejecutar ciertas disciplinas de, digamos, gimnasia al mismo nivel que las mejores atletas femeninas.

Anónimo dijo...

me pongo como personaje amónimo sobre todo lo de personaje..pues xk solo decir k es totalmente mentira, el mundial de f1 lo ha ganado una putita


recordad:

Anónimo dijo...

PUTA DGT un dia os voy hacer un alucinaje de esos ke vais FLIPARRR

Sylvestro Buccelli dijo...

Iba a decir algunas cosas pero Flackon ya las ha dicho por mí. De todos modos, todavía tengo una aportación que hacer:

No es que las mujeres estén marginadas en el deporte pro tampoco tienen privilegios. Simplemente son seres humanos que compiten como cualquier otro, de la misma manera que puede hacerlo un paticorto (por seguir con tu ejemplo). Cualquier paticorto es libre de competir en lo que le dé la gana, pero no lo hace porque cualquier paticorto es consciente de que no sería capaz (salvo excepciones) de llegar a los estándares exigidos para ciertas competiciones. Las mujeres compiten en su propia categoría porque, como bien dijo Flackon, el sexo no es una característica más del saco, sino que te define y te condiciona para toda la vida. En el caso de las mujeres las define, entre otras cosas, con un sistema muscular muy diferente del de los hombres: los músculos de su espalda son más estrechos que los de los varones y, por lo tanto, resisten menos tensión y desarrollan menos potencia (por eso en tiro con arco las competiciones olímpicas son a 90 metros para hombres y a 70 para mujeres, porque los músculos de la espalda de las hembras no les permite soportar las tensiones que ejercen los arcos para tirar a 90, y los músculos del pecho también las condicionan contrarrestando en parte la tensión acumulada en la espalda). Ser paticorto es una característica desafortunada que algunos humanos tienen y que algunos de ellos pueden superar. Ser mujer es una caracerística fundamental que todas las mujeres tienen y por eso es razonable que compitan en su propia categoría sin que tenga que considerarse ni privilegio ni marginación.

Ann dijo...

Gracias =)

Ann dijo...

Es que cuando tenés toda la información, y es buena, es más fácil no ahogarse en un vaso de agua.

Muchas gracias, amable desconocido ;)