viernes, 4 de julio de 2008

Pudimos




Realmente España pudo al fin ganar la Eurocopa 2008 que tanto se merecía. Fue tras un gran partido como todos los que vino haciendo, pero con nervios hasta el final. Algunos creen que este título es provocado por la suerte o porque nuestros rivales no estaban en el mejor momento, pero no es así y son varios los factores que explican por qué nuestra Roja ha ganado de forma tan aplastante:

-La ausencia de Raúl: eso es, el “delantero” del Real Madrid poco podía aportar a este equipo que necesitaba arriba a gente más móvil y rápida que aprovechen los huecos creados por la defensa contraria (y no a un caza-rechaces lento y con un disparo probre) Pero sobre todo porque esta vez el seleccionador se llevó a un gran torneo a los jugadores que creía oportunos en vez de dejarse presionar por los medios y la afición, y creando un equipo completamente compensado y coherente. Lo que me parece más injusto es que si llegamos a perder en los penalties contra Italia seguro que le hubieran recriminado todo eso a pesar de haber realizado muy buen juego hasta ese momento.

-La generación de jugadores: he escuchado a más de uno diciendo que por fin hay una selección “comprometida con el país” y me parece una enorme tontería. Es cierto que estamos ante una gran generación, que lo ha ganado todo en las categorias inferiores internacionales y que se criaron en los mejores equipos de la mejor liga del mundo. Pero eso no significa que las generaciones anteriores que no han conseguido ganar nada sientan menos los colores de este país. Nada menos que 9 jugadores han sido elegidos para formar parte de los 23 mejores de este torneo. Además al contrario que muchas otras estrellas del futbol europeo como pueden ser Ronaldo o Cech todos se encontraban en un buen momento. Hasta Casillas (al que yo siempre he criticado por no saber atrapar nunca los balones y siempre los despeja) ha demostrado que además de la agilidad y reflejos que siempre tuvo ha aprendido a colocarse mucho mejor con los años, y se ha convertido en un gran portero. Senna (al que yo creía peor que Xabi Alonso) Villa y Marchena (por no realizar una temporada destacable con el Valencia) tambien me han dado sorpresas muy positivas.



-La apuesta: La Roja apuesta siempre por jugar al toque. Ese es su estilo de juego y ha conseguido practicarlo en todos sus partidos, sea quien sea el rival. Cuando un equipo encuentra su estilo de juego y consigue practicarlo contra cualquier equipo es cuando el estilo funciona de verdad (si no que se lo digan a Lotina y su Dépor en esta segunda vuelta) En todos los partidos ha realizado un asombroso dominio y superados los momentos en los que le costaba asentarse en el partido no dio opción para la derrota. Es la forma de conseguir mantener el nivel durante todo el torneo y no desinflarse a la hora de la verdad, como les ha pasado a Holanda y Portugal que ya pensaban que conseguirían llegar a la final con su buen juego durante la primera fase.

Por todo ello cuando algún día mi hijo me pregunte qué es el fútbol yo le respondere “El fútbol es un deporte de once contra once donde a veces gana el que mejor juega, y hubo un día en el que los que mejor jugamos fuimos nosotros”. Felicidades a los aficionados a la selección española de fútbol que por fin se le ha pegado algo de la de baloncesto, y un saludo para el todos los lectores.

6 comentarios:

Flackon dijo...

Pudo ser!

Javier dijo...

ste año consiguieron q hasta a los q no veiamos l futbol nunca.. nos puseramos nerviosos con cada minuto. Daba gusto ver jugar a españa :P

Sylvestro Buccelli dijo...

Cuando mi hijo me pregunte qué es el fútbol le responderé: "Es un deporte que no tiene nada para ser mejor que los demás, pero mueve más dinero del que una mente humana puede concebir y sin ningún motivo que lo justifique. Es un deporte en el que los jugadores pueden irse de farra toda la noche y privar lo que les plazca sin que al día siguiente, habiendo partido, les hagan control anti-dopping, pero eso sí, a los de tiro con arco o casi cualquier deporte que no sea fútbol, los expulsan de un torneo por tomarse un Frenadol. Es un deporte que nació como tal pero que a día de hoy no merece tal nombre y menos en España, ese país de vagos en el que el fútbol, la priva, los toros y algunas sandeces más son lo único que motiva a la gente; en ese país se le da tanta importancia al fútbol que pueden cometer todas las injusticias, chanchullos y sandeces que les dé la gana sin que nadie les diga nada. Recuerdo, hijo mío, que cuando yo tiraba con arco en la Universidad, estaba en el club de tiro con arco de la UDC, financiados por el rectorado, pero no nos dejaban usar la pista para tirar al aire libre; a los de fútbol se la dejaban cuando ellos querían para entrenar y con prioridad sobre los demás, pero el equipo de fútbol que entrenaba allí no era el de la UDC, no había equipo de la UDC, les dejaban entrenar allí y les pagaban porque jugaban al fútbol y punto. Y eso que ellos no daban nada a la Universidad a cambio y nosotros sí, pero da igual, porque en España el fútbol es sagrada y lo demás importa poco comparado con él. Hijo mío, podría seguir enumerando las necedades del mundo futbolístico durante horas, pero no te quiero rayar. Toma: coge la espada bastarda de papá y vete a hacer algo de deporte de verdad. Equisdé, hijo mío."

Frondoso dijo...

Creo que, en general, expreso mis opiniones con moderación, pero el fútbol me supera, así que con tu permiso, Frizork, voy a despotricar un rato de este pseudodeporte. Para empezar, quiero dejar claro que no suelo ver partidos, ni en un estadio (hace años fui al de Riazor y no me quedaron ganas de repetir la experiencia) ni por televisión; me aburre ver a 22 individuos correteando de un lado para otro con un balón durante 90 minutos (y a veces más). El fútbol fue un deporte en su día, y muy respetable, pero dejó de serlo en el momento en que se convirtió en una lucha entre sociedades mercantiles, donde prima el dinero y el afán por vender camisetas sobre la calidad de los jugadores y el trabajo en equipo. Es repugnante ver la cantidad de dinero que mueven los clubes de fútbol, algunos de los cuales tienen deudas astronómicas y que aún así son apoyados por instituciones públicas, esto es, estamentos que representan a TODOS los ciudadanos, les guste o no el fútbol (un claro ejemplo de lo que digo es el del Real Madrid y su súbdito, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que apoyará a esta sociedad privada per secula seculorum, olvidándose no sólo de otros clubes madrileños, como el Atlético de Madrid, el Getafe o el Rayo Vallecano, sino de otros deportes, excepción hecha del golf, por supuesto, a los pijos de los Madriles que no les falte su campito por mucha escasez de agua que haya) cuando hay tanta miseria, y no pretendo ser demagogo, pero es la pura verdad: ¿a alguien en su sano juicio le parece normal que se paguen hasta 50 millones de euros por una persona? Los clubes mercadean con los futbolistas como si fueran ganado. Por otra parte, muchos de sus presidentes ni siquiera son profesionales de este pseudodeporte, sino que se dedican a otros negocios, como lo fue en su día la construcción, y utilizan al club como si se tratara de un enorme saco de dinero del que pueden coger "un poquito" (ya sabemos lo que significa "un poquito" para los ricos) si sus otros intereses van mal. Desgraciadamente, el fútbol está tan arraigado en España como los toros (una vergüenza; ¿si los ingleses prohibieron la caza del zorro, por qué no hacen los españoles lo propio con los toros?); en los informativos se le dedica un tiempo desmesurado en comparación con el dedicado al resto de noticias y, por supuesto, de deportes: hicieron un monográfico sobre la reciente victoria de la selección española, pero jamás verás uno sobre las victorias de la selección de baloncesto o sobre las de Nadal. Claro, como son deportes "minoritarios" y no le interesan ni al Tato... Como a los dueños de las televisiones no les reportan beneficios... Y mejor no hablemos de la situación de otros deportes con menos afición. Dime, Frizork: ¿realmente sigues pensando que el fútbol es un deporte? ¿Realmente quieres decirle eso a tus hijos? Yo tengo claro lo que les diría: el fútbol no es sino una lucha entre empresarios, donde se compite no por hacer un buen juego, sino por hacer más dinero. Y más. Y más.

Sylvestro Buccelli dijo...

Ya ves, Freazie, tu amor ciego por este pseudodeporte (tomo prestado el apropiado término de Frondoso) no es razonable, como tampoco lo es el de ninguno de los millones de personas que tan religiosamente adoran y siguen los condenados partidos. A ver qué mas les enseñas a tus hijos.

Frizork dijo...

Bueno he de admitir que me ha gustado mucho el comentario de Frondoso :D Pero si el futbol mueve tanto dinero es porque lo sigue tanta gente que lo genera. A mi no me parece mal que "el jugador del momento" cobre un millon de euros al mes si genera 2 millones de euros a la empresa que es su equipo