domingo, 16 de septiembre de 2007

Los mitos de Internet


Resulta curioso como Internet favorece a hacer mundialmente famosas a algunas personas con una facilidad impresionante. Son ya míticos por ejemplo el Nintendo 64 Kid (que hace unos meses vendió su Nintendo 64 en Ebay por una pasta) Edgar (al que le hicieron el año pasado un partido político) El niño alemán loco (¿cuántas versiones hay de ese vídeo?) o el Star Wars Kid (también he visto unas cuantas versiones de este) y la verdad es que el hecho de que estén de moda páginas como Youtube ayuda mucho a este tipo de fenómenos.

El último es uno "made in Spain" y se llama "El niñato del metro de Valencia":


El vídeo no es gran cosa. De hecho yo siempre pensé que esa escena me podía haber pasado a mí perfectamente en un viaje de bus con cualquier niñato de los que hay por aquí. Pero cual fue mi sorpresa al ver que en Youtube existen un monton de vídeos relacionados con ese chaval, la mayoría hechos con el ya famoso Loquendo (que se presta muchísimo a hacer este tipo de cosas) y así es como ese niñito se ha convertido en una de las personas más insultadas. Os pondré algunos de mis favoritos (me han hecho mucha gracia, y de hecho yo hice uno en ese plan hace un par de días)






Más de una vez he pensado en ponerme con mis colegas a hacer el mono con una cámara de vídeo a ver si así conseguía volverme famoso y poder sacar tajada de ello. Pero realmente creo que hacerse famoso de esa forma es solo el mismo "camino rápido" que se consigue con cualquier reality de la televisión en el que mucha gente se vuelve loca por entrar. Prefiero lograr la fama de una forma mucho más meritoria, aunque solo sea para sentirme mejor conmigo mismo si algún día alguien me pide un autógrafo, y eso deberían pensar todos aquellos aspirantes a Grandes Hermanos y similares. Un saludo a todos los lectores.

6 comentarios:

Manuel D. "LLO" dijo...

Yo paso de ser famoso. Ser famoso no aporta casi nada.

Y sin embargo, me gustaría que algo hecho por mí fuera famoso. Pero me gustaría que lo fuera porque aporta algo al mundo. Si no, ¿para qué sirve?

No sé, siempre pensé que si alguna vez hago algo que sea recordado, no me interesa que se recuerde mi nombre. Un nombre son palabras. Pero pensar que puedes cambiar la vida de otras personas, o simplemente hacerlas un poco más felices durante un rato, eso sí me motiva. No tengo pensado tener hijos, así que me haría ilusión dejar algo al mundo. Algo que valiese la pena. Algo.

Un día me pondré a pensar el qué xD

Freg dijo...

Y todo eso conforma la fauna clasica de youtube..jejeje

A mi pasas de liarme para salir en youtube que no quiero que me conozcan como "el niñato del bus de coruña" xD

La voz de loquendo es un clasico,anda que no tenemos puteado a un bedel de castillo de san anton con esa web ^^

Saludos

Flackon dijo...

Pero eso no es hacerse famoso, los memes se acaban olvidando, especialmente los que son como este ya verás como cundo pase la moda desaparece los vídeos nuevos.

De todas formas, para hacerse "famoso" de verdad no tienes por qué grabarte haciendo alguna parida y espera a que cuele. Aunque mucha gente sólo usa YouTube para ver vídeos de golpes y/o coñas de padre de familia, hay mucha gente aficionada que produce sus propios vídeos, ya sean vídeo-blogs o sketches cómicos.

YouTube es una gran plataforma para darse a conocer y a más de uno le ha salido trabajo (por ejemplo, en la televisión) gracias a lo que hace en YouTube.

Por lo demás, yo estoy con Manu en que no quiero fama, quiero reconocimiento. El reconocimiento es como la fama pero sin tener que aguantar a la prensa del corazón xdd

Maid Marian dijo...

Mejor que ser famoso o conseguir reconocimiento es ser rico xDDD
Y dudo mucho que se logre de esta forma.
(Estoy pasando por una etapa materialista).

Indiana dijo...

Ciertamente, es mejor el reconocimiento que la fama... a mi no me importaría convertirme en una arquitecta de renombre XDD pero está claro que una cosa es ser famoso porque haces muy bien tu trabajo o porque destacas en él, y otra ser famosillo por hacer el idiota.

Manuel D. "LLO" dijo...

¿Qué más da ser un arquitecto de Renombre? A mí me gustaría mucho más la idea de que, aunque nadie me conociera, los tataranietos del vecino van a ir allí, mirar al edificio que diseñé y decir "oooooooh", y que los estudiantes de Arquitectura van a tomar mi obra como referente porque les parece interesante, y que voy a poner mi granito de arena en la evolución de la arquitectura.

Aunque sea pequeñito. Aunque nadie se acuerde de mí. Mi nombre sólo son palabras.