viernes, 11 de mayo de 2007

El invento del siglo...pasado

Decepción, decepción, decepción.... en estos últimos días las cosas no parecen irle demasiado bien a la gente que tengo alrededor. Es época de agobios, de presión y de responsabilidades con las que no es fácil cargar, pero sólo es eso en el fondo y sé que todos ellos saldrán adelante. Sin embargo hay otra cosa que me preocupa mucho más últimamente: la televisión.

Ya había hablado un poco del tema en mis primeras entradas en este blog, pero es que fuera de la programación matinal la situación es muy preocupante también. Quizás los que deciden la programación no piensan en lo importante que es la televisión para la sociedad actual. Sobre todo porque educa a los niños, tanto o más que cualquier otra figura que puedan tener (desgraciadamente) ¿y qué se encuentran esos niños en la caja tonta? Pues por ejemplo cosas como Cambio Radical, un programa donde buscan a gente con una baja autoestima para intentar llenarla a base de cirujía estética. Yo respeto profundamente a cuaquier persona que desee someterse a una operación de esas (incluso denota cierta valentía) pero considero que la imagen y el concepto de felicidad que promueve no es el más adecuado para unos niños en fase de aprendizaje. De la misma forma los programas del corazón son peores incluso, pero poco de ellos puedo decir que no se haya dicho ya, tengo un desprecio enorme hacia todos ellos.



El resto de los programas que están saliendo tampoco ayudan demasiado, ni siquiera el auge de las series de origen español ayudan. La del vídeo es una que se ha estrenado recientemente llamada Cuenta Atrás, protagonizada por el cantante de El Canto del Loco, Daniel Martín. Pero ha demostrado que es completamente inexpresivo e incapaz de actuar decentemente o simplemente transmitir cualquier cosa por simple que sea. Pero tiene parte positiva, porque ese "grupo musical" (que pertenece a la decadencia de la que ya he hablado también) ha detenido los ensayos. Y ya que me he puesto a hablar de música otra vez, os recomiendo que no veáis la edición de este año del festival de Eurovisión, porque la victoria de Lordi el año pasado por ser los que menos desafinaban ha servido al final para que los representantes de los países intenten llamar la atención y nos encontramos con cosas muy extrañas como resultado. Un saludo a todos los lectores y os dejo con el videoclip del tema que representará a España en ese festival (que después de todo lo que he dicho me parecen los peores participantes) Recordad no dejar ver la televisión a vuestros hijos.

5 comentarios:

Flackon dijo...

Lo que dices del cambio radical es una tontería. Además, no cogen a gente con baja autoestima, cogen a gente "fea" (y, por lo que vi de la edición española del programa, algo tonta) y les pagan un montón de operaciones quirúrjicas, maquillaje, y ropa.
Estas personas son enteramente responsables de lo que hacen, y este factor no es más que uno entre muchos de la educación que tienen los niños y la gente. No veo por qué va a contribuír a aumentar el número de operaciones de cirugía estética.

Lo de la serie, pues es lo de siempre. A ver qué sale. Recordemos a otro individuo que, como éste, apenas sabía cantar y mucho menos actuar: Fran Perea. Fue protagonista de una serie de televisión que todos conocemos. La serie, como esta otra, tiene una calidad muy pobre, pero eso no impidió que tuviese cierto éxito. Es cuestión de mercado.

lore dijo...

Pues lo más triste de los programas de la tele esq si están ahi, es pq tienen audiencia.

Respecto a la serie esta cn Dani Martín, mucho me temo q tendrá éxito... una buena promo hace milagros.

Y lo de canción "I love u, mi vida" ya no digo nada pq el titulo lo dice todo, pero el videoclip es btte malo.

Q tele y mercado musical esteee xd

Besotes

Grunt dijo...

Yo estoy en contra de que se prohiba casi cualquier cosa, pero este programucho promocional de clínicas de estética que nos muestra a personas cuyas principales inquietudes en la vida son el tamaño de sus... pómulos o el volumen de su... naríz, pone a prueba mi límite de tolerancia. :-)

Creo que las operaciones de estética están muy bien para personas que o bien viven de su imagen (salen en televisión, en películas o en revistas) y las realizan como 'inversión' que se supone que van a rentabilizar económicamente...

También están muy bien para personas con verdaderos problemas estéticos que rozan la deformidad o la fealdad extrema (y tener los pechos pequeños, desde luego que NO es un problema estético).

Pero la inmensa mayoría de personas que se someten a intervenciones quirúrjicas por razones de estética creo que lo hacen como consecuencia de unas erroneas prioridades en la vida, valores mal inculcados (que desembocan en complejos) e incluso cosas más feas como vanidades no satisfechas y frustraciones de diverso tipo... Y ahi si que tiene mucho que ver la televisión y programas como este cambio radical.

De todos modos, también hay que saber distinguir entre lo que es quitarse una verruga debajo del ojo, que es casi una custión de comodidad que compensa mil veces la operación, y ponerse unos pechos postizos para lucir escote y bikini o que te aspiren la grasa de la barriga...

Harapos dijo...

Y también hay programas buenos! A mí me encanta Aquí no hay quien viva (con su operación de cirugía mediática), camera café, y ¡¡los documentales de la dos!! ¿Qué mejor siesta que viendo a dos Ñus copular? Y el de Arguiñano? Yo sólo por ver como pica las cebollas...

Indiana dijo...

Pues yo estoy de acuerdo con lo dicho por Grunt y por Frizork respecto al programa de cambio radical. Es que además están vendiendo que hacerse una operación es un mero trámite, que no pasa nada por operarse, y por desgracia, una operación siempre es una operación y entraña un gran riesgo, hay mucha gente que queda mal o incluso que muere en operaciones estéticas. Me parece un programa muy irresponsable, la medicina y cirugía no son un juego y no deben utilizarse como tal.

En fin, también creo como Harapos que se echan cosas buenas en la televisión, a mi hay series que me gustan mucho como House, Anatomía de Grey o CSI, pero lo que echo en falta son aquellos programas infantiles que había a media tarde para los niños. Cuando era pequeña y llegaba del colegio tenía un montón de programas en todas las cadenas, programas dedicados a los niños, ahora los niños llegan del colegio y se encuentran programas del corazón o cosas que no son para ellos.

Estaría bien que se volviera a recuperar la programación infantil.