miércoles, 28 de marzo de 2007

Y yo que pensaba que estaba enfermo...



Sí, así es, estoy enfermo. LLevo ya un par de días en casa, y ya estoy completamente desesperado. Hay mucha gente que dice que no, que le gustaría poder perderse una semana de clase (o de trabajo) para poder estar en casa sin hacer nada. Para mi es todo un infierno.

Comienza ya por la mañana cuando me despierto y no sé qué hacer.... "Pues vamos a poner un rato la tele, a ver qué echan". Gran error, porque solo hay algo que esté más enfermo que yo y es la televisión. Tras un rato buceando por los diferentes canales me doy cuenta de que solo hay cursos cutres de inglés, en los que prometen darte un supuesto diploma si te lo ves todos los dias; programas sobre como encontrar trabajo, que juraría que hacen a partir de recortes de los periódicos y donde el presentador hace chistes que te hacen sentir más tonto aún que esos que creen que recibirán un diploma por ver el programa de los cursos de inglés; y sobre todo muchos, muchos, muchos anuncios ofreciendo créditos para conseguir dinero rápidamente para luego devolverlo, muy lentamente y con muchos intereses. Esa emocionante programación es muy efectiva si realmente está orientada hacia la gente en paro, porque a los cinco minutos de encender la televisión yo estaba ya todo preocupado pensando que tenía que hacer algo con mi vida para no sentirme tan fracasado, y eso que yo solo estoy enfermo!!!!!!


Todo eso ha hecho plantearme qué es lo que le está pasando a la televisión. No se limita solo a la programación matinal, si no a la de todo el día y toda la noche. ¿Qué les ha pasado a los concursos? En "mis tiempos" me gustaba mucho verlos, porque en ellos los concursantes eran auténticos super-hombres capaces de hacer cosas impresionantes que se enfrentaban en duelos titánicos para decidir quién era más inteligente, culto, fuerte, ágil.... y todo eso se ha convertido en una serie de concursos facilones pensados para que cualquiera pueda participar y ganar dinero ¿a quien le interesa ver a una señora ama de casa resolviendo paneles de la Ruleta de la Suerte que son como los crucigramas de los periódicos pero más sencillos porque hay ayudas para que vayan saliendo más y más letras hasta que sepa la solución? ¿Es que tan crítica era la escasez de super-hombres que han tenido que sacrificar el por lo menos para mí principal atractivo de esos programas? Debe ser porque cada vez esos programas son más para tontos los que provocaron el auge de las pruebas, test y juegos que midan y estimulen la inteligencia, al menos hay algo que tiene lógica en todo esto.

¿Qué les ha pasado a las series para adolescentes? Solían ser historias donde se contaban historias normales, protagonizadas por personajes normales , cuanto más normales mejor porque así más se identificaban los adolescentes con ellos y más adeptos tendría la serie, sobre todo si a esos personajes les pasaban cosas fantásticas y geniales que los espectadores querrían que les pasaran a ellos. Hoy en día esas series parecen burdeles con orgías sin igual, en donde todos los personajes femeninos se han enrollado al menos una vez con todos los masculinos, y viceversa. Muchos de los personajes aparecen, tienen sus rollos de rigor con otros personajes en uno o dos capítulos y desaparece sin que ni siquiera dé tiempo a que nadie se identifique con el ¿Serán así hoy en día los adolescentes? Quiero pensar que no hasta tal extremo aunque sí que son cada día mas precoces.

Además de todo eso nos vemos inmersos en un maremoto de programas de corazón, nunca pude entender el éxito de programas como esos en los que los famosos cuentan sus intimidades y demuestran lo buenos actores que son con los montajes que hacen con otros famosos ( ¿por qué si no creíais que a los que salen en muchos programas de esos les ofrecen papelitos en películas y series? ) Pero nuevamente la "nueva televisión" me deja descolocado completamente, ¿para qué añadir a esos programas máquinas de la verdad si esos famosos siempre mienten y van ahí para montar su teatro? ¿No queda un poco falso además que cada programa tenga a su propio especialista cuando las licencias para usar un polígrafo estan muy limitadas?

Asi que ya en general... ¿¿¿¡¡¡QUE LE HA PASADO A LA TELEVISIÓN!!!??? No lo sé, ni lo entiendo. Lo que sí tengo claro es que quiero curarme cuanto antes para poder volver a clase y no tener tiempo para ver la cada vez más "caja tonta".

6 comentarios:

Javier dijo...

Mira q t tiras dl moco.. stas nfermo 1 vez cada 3 años y te kejas como si fuese l fin dl mundo...

MEnos mal q ayer hice q salieras d casitaaaaa y x la tarde 2 horitas de entrenamiento.. q bien nos sentaron eh?

enga kejate menos de la tele y to eso q est finde toca fiestaa =P

***SHeY*** dijo...

asi que andas enfermito??? nu me dijiste nada :( si quieres puedo ir a cuidarte ;) por fin das a internet un sitio donde poder leer lo k se t pasa x la cabeza me se de muchos que lo agradeceran :D

Mejorate dani, que tienes una visita pendiente :$

RoOo dijo...

po aki toy...
la verda q me sorprende q te hagas una cosa destas... y no te hagas un fotolog (ya q varios de nos lo tenemos, ayss) siempre rompiendo moldes... jajaja
tu post... buena reflexión, la verdad y lleno de cosas MUY ciertas.
Me pasaré por aki amenudo y esperamos tus proximos post con intriga, jiji

BesOTesss

Flackon dijo...

Veo que te has decidido a abrir un blog!

Nunca me lo hubiera esperado. Espero que no pierdas el ánimo y lo dejes abandonado.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Me encantó tu razonamiento. Tienes razón!
Lo importante es tener cierta ilusión por muy pequeña que sea ésta.

Volver a la época adolescente sería maravilloso, aunque esas dudas existenciales que permanecen en nuestra mente durante esa época, es lo peor de esa etapa.

De tu fan anónimo número 1.
Saludos Frizork!

Harapos dijo...

A leer libros!